Rendir Cuentas

Author: xabyvita /

Mírame y siente como mi opinión te quema más las venas que un chute de cianuro en pleno corazón.
Vuelve a los instintos primitivos que de pequeño te hacían enfadarte y no respirar.
Sigues olvidándote que eres humano, con lo que todo eso conlleva y lo perfecto que te quieras sentir.
Tengo rabia, recibo aquellas cosas que agrían el sabor de una buena comida, la especia que intoxica.
No me da la gana de dar explicaciones, si dejo de intentar hacerlo bien estoy en mi derecho.
No quiero fallar, pero si fallo, he fallado. Sigo siendo bonito, sigo teniendo el mismo fondo.
No es nuevo que cuando nos falte el aire busquemos sacar la cabeza, otra reliquia de nuestro origen.
Aún así no desesperes, el disparo de mi vida no tiene que ver con esto... la fiesta aún no ha empezado.
Un día daré fuerte, tan fuerte que conseguiré lo que nadie aún ha conseguido.
¿Cuál es mi meta?, ¿y de mis intenciones?, ¿qué hay de mis intenciones?. Espera y verás.
¿Qué me gustaría?. Sonríe frente al fuego. Destrozaremos las maletas en una gran hoguera.
Nos retorceremos de placer cuando por fin lo consigamos, eso que nadie ha conseguido.
Respiraremos ceniza, sin esperanza. Sólo con la garantía de la mayor satisfacción.
Dar un portazo en las narices a esta puta mierda de residuos. Nada nuestro ahora, salvo el sentir.
Tendremos más de nosotros, este mundo futuro conseguirá que nos saquemos la espada del pecho con nuestras propias manos.
Después, disfrutaremos la venganza como los cerdos disfrutan en su charco de mierda.
Seremos justos, aprenderemos a darle la espada al que de verdad sepa usarla.

Adapt

Author: xabyvita /

La fuerza que motiva el cambio, asumir cuando cambian los tiempos y saber pertenecer a ellos posicionándote donde tu quieras.
Parece simple, pero no lo es. La fuerza a golpes no es fuerza, la fuerza que te quitan, la que te quitas... pero al fin y al cabo mientras el corazón tenga latidos ahí está.
La falta de control es menos importante de lo que pensamos, la clave no está ahí para poder decidir al bueno y al malo.
A veces, hacer algo malo te condena a perder tu vida y tu libertad... pero para los que aún podemos analizar, la esencia está muy lejos del autocontrol.
Hay quien ve una llama en vosotros que el resto dejó de ver cuando os olvidó.
Lo realmente inquietante es que hay mejores personas dentro de la mierda que fuera de ella.
Gente que anda por la vida camuflada, esa que sin saberlo (y aún peor, sabiéndolo en su gran mayoría) interfiere en la fuerza de los más débiles.
El verdadero problema anda suelto, jodiendo el mundo. Si tan sólo existiese una luz que pudiese enfocar a los camaleones y descubrirlos... los vientos cambiarían de dirección.
Que gran pena y decepción la que se siente al abrir los ojos todas las mañanas y saber, que aunque tengas fuerza, un mundo bonito y feliz se destroza para dar paso a una carnicería diaria por la supervivencia.
Qué ciego es el mundo, qué condena el día que aprendimos a analizar con los ojos y apartamos el tesón de hacer de este mundo algo decente.