Ángeles.

Author: xabyvita /



Y así eres tú, así soy yo. Así serán ellos, como quieran ser. Así después de tanta tortura, de tantos ríos de sangre sentimos que no hay guerra. Hay espectadores con palomitas, marcadores de puntos. No hay vencedores, solo perdedores. La famosa calma tras la tempestad. Por ti, por mi... por quien sea.
Respirar no se antoja tan difícil aplicando un poquito de filosofía, tus pulmones, tu porción de aire.
Tengo que admitirlo. Tengo miedo. Miedo a que todo se pierda. Todo se perderá, las luces se apagarán.
¿Y si mañana mi filosofía se tambalea?, ¿si todo el esfuerzo por avanzar, el recorrido que lleva mi nombre, desaparece de mi cabeza?.
No quiero ser inerte. Lo admito, no soy todo lo feliz que podría ser. Pero yo se que nadie lo es, y que la vida que siempre has imaginado nunca la tendrás. Sé cosas y he aprendido lecciones muy valiosas. He aprendido a convivir con la caja de Pandora entreabierta. Mi propia caja de Pandora, confieso que es la mas peligrosa, la de uno mismo.
Mi miedo es que la caja se abra y no poder con ella. No quiero que las experiencias me cambien, dejar de sentir lo mío. No quiero dejar de torturarme cuando me lo merezca.
¿En qué tipo de persona me convertiría?. Yo tengo la respuesta, ese tipo de personas andan entre nosotros. Camuflados, con la escopeta cargada. Desgraciados, amargados. Inútiles, tristes. También algo atractivos. Me da la sensación de que siempre los buscamos. También te confesaré algo que he visto: si les sigues, al final te llevan a su terreno, te vuelves como ellos.

Desconocidos.

Author: xabyvita /

Y pasan los días, y por las heridas abiertas sigue saliendo sangre a raudales. No nos importa y seguimos dando de ostias. No tenemos freno, ¿por qué no nos paramos un día a llorar?. Nos estamos haciendo mucho daño, y lo peor es que no podemos parar. 

No me importa que le duela, se lo voy a decir y que se lo trague como pueda. Porque todos sabemos que si no es así, no va a aprender que hay cosas que no se pueden hacer. Debió tener problemas en su infancia, quizás le descuidaron demasiado. Se piensa que todos somos su familia y que tenemos que estar detrás y pendientes siempre. 
Nunca me hubiese esperado eso de ti. Me has decepcionado. Yo pensaba que eras de otra manera.
Y el tiempo pasa, y podríamos estar radiantes y desprendemos mierda por los cuatro costados. No somos ni el reflejo de nuestra figura en un charco de agua putrefacta.
¿Y si ponemos a prueba nuestra fuerza de voluntad?.
Hay tantos ¿y si...? en esta vida que si me paro con uno pienso que pierdo el tiempo.
¿De verdad he conseguido esto? No me lo hubiese creído si me lo dices tiempo atrás.
Y el tiempo corre. Y seguimos regando la hiedra venenosa que nos come desde dentro.
¿Existe un punto de inflexión?, ¡Joder, si existe un punto de inflexión!.
Alcancémoslo por favor. Todo es proponérselo.
Y casi llegamos, damos cinco vueltas, sí cinco vueltas. Bueno, cuatro y media.
Necesito llorar, creo que me voy a torturar preocupándome por cosas que no existen. Necesito sufrir.
Y te das cuenta de que así es la vida, y de lo que te sirve enterarte a estas alturas.
Y seguimos con la canción, y mientras sigues, sientes como tu vida se te escapa con el tiempo.
No, esto no era lo que yo quería... pero me conformo.
Si, te quiero. Pero no te quiero en el fondo. Lo que pudo haber sido, nunca volverá.
Es el tiempo, el que tira del carrete de tu vida mientras dejas que pase, siempre se te olvida.
Y tu sabías que podías, y no has podido. ¿O si?.
Luego en una tumba que no existe enterrarás todo, o eso te crees.
No puede seguir siendo así. Todo esto es tan agobiante. 
Tengo ganas de partirme la cara a cabezazos contra la pared, puede que después me vea guapo.
Puede que hayas conseguido que otros te miren con los ojos con los que te querías ver tu.
También puede que no. 
¿Una tila?, no, si no es malo para mi no lo quiero. Sólo quiero lo que nadie quiere, porque soy original.
¿Quién coño te ha dicho que tu sepas lo que quieres?, ninguno lo sabemos. 
En el fondo, todos somos unos grandes desconocidos.