¿Cuánto de realidad y cuánto de ficción?

Author: xabyvita /

Vampiros... zombies... brujería... infinidad de seres ¿demoníacos?. El domingo por la noche vi un programa llamado Cuarto Milenio (Cuatro) que debatía con pruebas dudosas la existencia de estos seres.
Rabia, anemia, fotofobia... son las tapaderas perfectas para crear un mito, una leyenda tan excitante para el hombre como para transmitirla generaciones y generaciones.
Está claro que hay diferenciación social entre el 'bien' y el 'mal'; el 'bien' es lo que beneficia y el 'mal' es todo lo que se anteponga a ese beneficio en un grupo extenso de participantes. ¿Es realmente ese 'bien' un 'bien' total? quizás el mayor acercamiento al 'mal' se produzca de ejercer el 'bien' para unos y el 'no tan bien' para otros.
Me explico, en una sociedad es imposible llevar a cabo un 'bien' total común a todos, siempre hay perjudicados, precisamente porque, aunque muchos insistan en ello, lo que más nos hace humanos es el diferenciarnos los unos de los otros. Tendiendo a etiquetar aquí y en todo el mundo, los aspectos diferentes en cada persona son agrupados y clasificados, y así se crean varias diferenciaciones en una sociedad; físicamente existen los minusválidos, ideológicamente existen los pijos, los hippies, los heavies, los punkarras... (...)
Pues bien, yo pienso que si a lo largo de la historia han habido grupos marginados por la propia sociedad y esa tendencia a 'etiquetar'creando el término 'normal' y consecuentemente 'anormal', es totalmente posible que esa marginación optase en su momento por practicar el 'mal', debido a que ese 'bien' del que tanto hablan no les sirve ni beneficia. Crueldad, frialdad... todo lo contrario a lo que hoy en día son placeres de la vida como el cariño, la ternura y el afecto. Todo son derivaciones de nuestro propio cuerpo, sentimientos y emociones, cuando te prohíben lo bonito todo lo demás lo ves feo y no eres un vampiro, lo puedes sentir sin mucho esfuerzo... puede ser que el propio ser humano tenga escrito en los genes que su inteligencia es mas perjudicial que beneficiosa a nivel social... (lo siento, me encanta la genética ;P)
Como en todo, a nivel social existen los extremos... de los que personalmente creo que surjen todos estos seres mitológicos. ¿De dónde saldría entonces un chupador de almas? Si no existiese necesidad alguna de usurpar una vida, no existiría este ser mitológico... ¿para qué quieres otra vida si estás contento con la tuya?... y en todo caso, ¿para qué la necesidad de introducir el miedo en alguien con tus propios valores del 'bien' y del 'mal'? cada uno deberiá juzgar a su manera, que no con valores ajenos.
El diablo es la figura ideada por el humano que se antepone a lo que el mismo ser humano ya ideó para elaborar un bien comun... quizás sea errónea la idea de crear un bien único y comun... me pregunto yo por qué se dan los asesinatos, las guerras y demás conflictos... inevitables porque sino nuestra existencia no tendría sentido, si existen asesinatos es porque ha existido amor por la vida, y como respuesta al dolor por la pérdida de ese amor tendemos a reflejar nuestro odio en los demás... (otro tanto para la inteligencia humana ;P)
La brujería es quizás el signo mas obvio de la existencia del rencor, del odio... es la repulsión absoluta de todo lo que tenga que ver con dios, la divinidad, lo blanco e impoluto. Quizá no existan los hechizos, la magia blanca o negra... pero sin duda es atractivo el ver como el ser humano es capaz de crear una respuesta a la idea de un dios que transmite amor y lo controla todo cuando en realidad existe sufrimiento conjugado a ese amor sin duda con la misma intensidad... cuando la gente empezó a tener ojos en la cara los quemaron en la hoguera por ser minoría... vaya que putada... y que hipocresía también, nadie puede etiquetar la idea del odio como aberración porque todos lo sentimos.... con diferente intensidad pero existe y no es profanación.
En el fondo opino que la creación de toda esta... 'oscuridad' es reflejo de la debilidad humana, pero no por ser oscuridad ni mala, porque también lo creo de la 'divinidad celestial' y blablablabla hermano, hijo, padre y espíritu santo y el espíritu de la madre que los parió a todos y como no sus santos cojones. Es bonito aferrarse a una idea y a una fe para evitar el sufrimiento, pero yo lo clasificaría de aberración cuando toma las dimensiones que tiene hoy en día y haciendo balance de muertes y desperdicio de un dinero que podría ser mucho mejor aprovechado... aunque, algún precio habría que pagar por ser imperfectos. Sinceramente, de posicionarme por un lado de la balanza, sin duda tiraría a la oscuridad, es mucho mas atractiva la idea de placer y odio conjugados que la idea de de placer sin odio (ja)... más que nada por el realismo, aunque las dos me siguen pareciendo igual de absurdas, tanto monta monta tanto, creer por creer y pagar justos por pecadores.
Si se han creado desde el principio de los tiempos dos ideas como el bien y el mal, es de esperar que los extremos, cuanto menos, resultarán interesantes. Sumar enfermedades sanguíneas con la idea de poder extraerle el alma a alguien da como resultado una bonita situación que con el paso de los años va a ser adornada algusto del interesado, y si pensamos en la existencia de muchas casualidades como la rabia animal transmitida a humanos, o elementos químicos que den como resultado una muerte temporal... ya se habla de soldados caníbales del diablo y de resucitados chupasangre.
En conclusión, yo me sumaré a ver películas de vampiros, zombies y brujas sedientas de matar xDDD

ENTRADA AGRESIVA: Intenciones

Author: xabyvita /

La excusa perfecta de siempre y para todo... tu no sabes mis 'intenciones'... no es lo que parece... todo esta muy bien, como siempre... no pasa nada... me has traicionado... solo se juzga por los hechos y no por las 'intenciones'... bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla...
A la mierda, si pedir falsedad a gritos te hace sentir mejor, acepta que algún día te arrepientas de pedirlo, viendo lo bajo que has llegado a caer y que no ha habido nadie que haya tenido los santos cojones de decirtelo a riesgo de perder mucho.
Hablando de intenciones quizás el egoísmo te ciegue demasiado... lo suficiente como para pensar que es solo tu 'intención' la que cuenta... puede ser que mi decisión de hablar sin tener en cuenta tus 'intenciones' tenga como 'intención' mia que la gente que te quiere, la que da su vida por tí y veo agonizando a diario, sienta algo a cambio de darte la vida.
Ya que existe la inteligencia para defender siempre que no era tu 'intención', no costaría nada un poco mas de inteligencia para descubrir el tremendo misterio de que el único que consigue ver tus intenciones eres tú, ya que te las callas y no se las muestras siquiera a quien se las debes.
Tanta 'intención' y tan bonita, espero que sea lo suficientemente grande como para provocar placer introduciendola por un bonito orificio también lleno de 'intenciones'... ya que acostumbrado a recibir mierda quizá quede mas bonito cambiarle el nombre y recibir 'intenciones' a partir de ahora... bonita justificación para una multitud cobarde y reprimida.

No me importa...

Author: xabyvita /

... que me quieran si no me lo demuestran
... que me lancen pullas para que las responda
... que me traicionen tomando por supuesto cosas de fuera
... que me acusen de agresivo cuando soy sincero
... que me observen esperando a que la cague
... que me etiqueten cuando yo no lo hago
... que me digan que la cago sin razones demostrables
... que me miren esperando a que mire
... que me critiquen por ayudar a un amigo
... pero sobre todo... quien se sienta identificado con alguno de los puntos anteriores... no me importa

Fuego

Author: xabyvita /

Es cierto que existen una serie de elementos... elementos inalterables, incontrolables que nos mantienen día tras día en este mundo desconocido respirando, suspirando... sintiendo.
Son tan reales como la tierra que pisamos y envolvemos para evolucionar; fluídos como el aire que llena nuestros pulmones y roza nuestra piel en días de brisa y lluvia, sol y sombras; inmensos como el mar que nos hace pensar, disfrutar y adentrarnos en lo desconocido; ardientes como el fuego que quema con el dolor y llena de vida con la pasión, alegría.
Es interesante el fuego... siempre relacionado con aquello intenso... amor... pasión... odio... una llama de fuego con la que mantener relación con nuestro interior, lo vivo.. lo muerto. En relación a lo sensible todos ardemos, somos pequeñas ascuas en potencia de formar hogueras, dar calor cuando hace frío... de envolver poblados enteros de desolación y lágrimas, proporcionando a lo metafórico una cualidad seria... realidad.
Los juegos con fuego son peligrosos, oscuros... devastadores. Nunca pienses que puedes controlar un elemento del que no eres más que partícipe, huesped, inquilino. Al pretender que dos llamas se unan para crear una fogata se corren muchos riesgos.. sobre la tierra, el aire, agua... viento, lluvia... tornados, maremotos.
Es tranquilizante el hecho de saber que la tierra siempre vuelve a su estado tras estados caóticos... tras una lluvia de fuego, tornados de piedras, terremotos... todo vuelve a la tranquilidad, lo dificil pasa y el aire vuelve a dar vida, la tierra da sustento, el fuego da alma y el mar da cordura.
Sin embargo, es triste el hecho de que siempre quedan secuelas, cicatrices que impiden que todo sea exactamente igual, como se pretendía... ese salvaje bosque quizás no vuelva a suspirar, no volverá a dar aquellos hermosos frutos que aun siendo aleatoriamente venenosos daban fortaleza.
El hecho de manejar fuego es peligroso debido a que cada llama está destinada a arder con determinada intensidad, con determinado brillo, lumbre. Alguien nota la ausencia, el cambio... irremediablemente el fuego prende y acaba con determinadas sustancias... como el amor... el odio... y el tiempo recicla esas sustancias y les vuelve a dar vida...

- Siento que haber jugado con fuego ha apagado mi cuerpo, mi afecto. Aprenderé con el tiempo a conseguir darle la mano al fuego sin quemar, sin arder, sin sufrir. Pese a todo, el río sigue un camino hasta el mar ya que todo forma parte del curso de la vida, del destino... todo acaba siendo como debe ser, y de ello quedan las cenizas que nos muestran resquicios de una civilización, de vida.