Palabras

Author: xabyvita /

No son suficientes, no son claras. Las hemos heredado como una manera de comunicarnos socialmente, y hemos aprendido a manejarnos con ellas e interpretarlas de acuerdo a nuestra cultura. Sirven para hablar, expresar nuestra opinión, nuestro estado de ánimo... las tenemos porque nos sirven para dialogar... pero:

¿Y qué hay cuando realmente queremos ser escuchados?, ¿nos sirven realmente las palabras?, personalmente a mi no me desahoga tanto hablar como podria desahogarme el abrazar a alguien y notar el calor, notar que no profundizo en el tema, que nadie propone una solución y simplemente dejar que mis emociones fluyan... todo acaba más rapido.


Lo siento... te quiero... adiós... son palabras, inventadas para intentar reflejar lo que pasa por nuestro cuerpo, el estado de ánimo en el que estamos. Pero, cuando estamos defraudados... ¿qué es lo que de verdad nos ayudaría?, ¿un 'lo siento'?... creo que no, simplemente transmitir nuestro pesar con lágrimas; cuando estamos enamorados y queremos estar con alguien, ¿qué es lo que de verdad queremos hacer?, ¿decir 'te quiero'?... creo que no, simplemente quieres compartir tu calor...; por último, cuando estamos muy enfadados porque alguien no nos ha hecho caso, ¿que es lo que sentimos?, ¿rabia de no ser escuchados?... creo que sin palabras no habría reproches ni necesidad de hacerlos.


Somos personas y a estas alturas estamos totalmente atados a defendernos con palabras, a que cada vez que queremos llamar la atención usamos las palabras... ¿no son las palabras una manera de enfriar nuestra vida? de ellas derivan la mentira... los reproches... los 'te lo dije'... maneras de hacer 'daño'. Paradójicamente por mucha palabra que exista, aquello que persiste, que nos hace levantar la cabeza al salir de los pozos y de las situaciones que derivan de las 'palabras' o de los sentimientos directamente... son sentimientos, gestos... el lenguaje universal. ¿Es entonces nuestra cultura una manera de llevar lo más humano de nuestro mundo a su propia perdición?, ¿es nuestro lenguaje entonces una manera de implantarnos prejuicios sociales?... en cualquier caso, lo acatamos y nos ceñimos a ello como algo necesario, sin saber de dónde viene, qué significa ni con qué intencionalidad fueron creadas las palabras.


Las palabras nos condicionan en cuanto a mentalidad, ideología... maneras de pensar... pero son meras degeneraciones de un intento de ser escuchados... de entender lo que en el fondo sólo se aprecia sintiendo.

0 inspirados: