What I Really Meant to Say

Author: xabyvita /

Ahora es el momento... el momento de no decir nada, de dejar que todo caiga encima de mí. Porque me lo merezco y porque es la única manera de espabilar en esta vida, darme cuenta de que los caminos actuando de una manera o de otra los cierras de golpe o permanecen abiertos. Es el momento de dormirme mirando al mar, o a una ciudad, absolutamente solo... sólo eso me haría feliz... por un momento no necesitar a nadie, ni siquiera a mi mismo sino remitirme solo a mis sensaciones, caer en el olvido y desaparecer del mapa sin que nadie me eche en falta aunque solo un segundo fuera... le llaman huir con el rabo entre las piernas, yo lo llamo descansar de todo y volver como nuevo, y nunca fue buena solución. Cuando alguien elige tirar por ciertos caminos tiene que ser consciente de ello y cargar con las consecuencias para el resto de su vida, aunque no sean duras siempre se recuerdan porque son fruto de nuestros actos. Porque tropiezo mil veces en la misma piedra y porque no puedo elegir sacar recuerdos de mi cabeza, ni sentimientos, y ojalá pudiese sacar de mi cabeza todo lo que NO puede ser y deseo que sea. Quiero renunciar a soñar para no caer de lleno y en plancha contra el suelo por un solo día... limitarme a adorar la verdad y no una simple ilusión. Sé que es egoísta pero es el camino que estos segundos elijo, salir del camino marcado y quedarme a dormir debajo de un arbol con la brisa de un sol de verano, por tan sólo no desear no dormir y no desear despertarme. Quizás sea el momento de dar un paso más y dejarlo todo atrás.
¿Por qué será que a mi vista cuando todos meten la pata no quieren que se les acuse, y si luego meto yo la pata saltan todos como hienas muertas de hambre? Todos somos conscientes tarde o temprano de nuestro modo de ser, de nuestras culpabilidades y nuestros errores... ¿no es acaso suficiente el cargar con lo que haces todo el resto de tu vida?... todos caemos, todos tropezamos y todos volvemos a caer y tropezar. Y eso es lo que pienso pero sé que no es correcto porque sé que también la versión objetiva... la de 'nadie ha hecho lo mismo que tu nunca'... no lo sé, no he tenido el placer de poder meditar todos mis actos como si fuese una partida de ajedrez, quizás en el fondo la frialdad se pueda sustituir por impulsividad. En todo caso, siempre que la cago y soy consciente ya lo siento lo suficiente como para escuchar acusaciones... 'tu eres así, y así vas a acabar'... me encantan los consejos pero no las predicciones... y menos sin fundamento. Parece que si ahora le gritas a alguien estás condenado a que todo el mundo piense que no haces más que gritar. Pues por escribir esto soy un cobarde, y bien grande además.. me falta ese grado de madurez que casualmente parece ser el más importante. Ahora que es cuando mas necesito a alguien y menos necesito a nadie quiero dormirme.

0 inspirados: