Refugio

Author: xabyvita /

Sentirme bien... acolchado por agua, observado por nadie. Ahí en el fondo, mirar desde abajo un amplio mundo, sin sonidos, sin olores, sin vistas claras... solo una luz amarilla y brillante sobre un cielo distorsionado. Nadie puede, nadie lo logrará, bien lo sé. Seguro, mío... cerrar los ojos y querer abrirlos, pues sentir la tranquilidad bajo la mar, observar el fluído y sentir su rozamiento, es como desnudarme sabiendo que nadie me ve, libremente sin miedo, sin cautela. Quiero notar que el aire me falta, que aquello que me permite vivir, me lo prohiba por un momento controlandolo yo mismo. Y salir después notando el frío exterior, un desagradable pavor a todo, aún así, tomando el primer aliento como una victoria frente a los obstáculos. Tú nunca lo sabrás, nunca te lo diré y jamás te lo contarán... tan sólo tu recuerdo es mío, tan sólo violaré ese recuerdo abandonando su memoria en las profundidades, no te enterarás... ni la mar, ni la arena ni el sol te lo dirán, pues es sólo para mí.

Drown in the sea

Author: xabyvita /

En aquel lugar, corriendo sin parar, huyendo del sentido y del mundo... aquel solía ser su refugio pero entonces estaba demasiado frío, seco y triste. Esa sensación pensaba haberla sentido ya, pero se equivocaba... aquel dolor interior era tan fuerte que no sentía nada fuera de sí misma.

De un segundo a otro el vacío se apoderaba de su mente; su mirada se perdió en aquella profundidad y cuando se quiso dar cuenta estaba tan sumergida en el mar que le era imposible salir a flote. El tiempo era tan escaso que no le servía a penas para arrepentirse, y fue pues cuando su melena... su cara... sus ojos... en una vaga expresión de desvanecimiento su vida cobró sentido, era lo mas familiar y desconocido al mismo tiempo que había sentido. Una ligera sonrisa se percibía en su cara, pues mereció la pena aún siendo demasiado tarde. Lentamente llegó al fondo, cual piedras sus pies tocaron la arena y su muerte la obligó a caer de rodillas; sus ojos aún seguían abiertos y las preciosas burbujas de aire, del último aliento se ralentizaron, en aquel momento el tiempo se paró. Una lágrima empezó a brotar de sus ojos, rozando lentamente su piel aterciopelada, a pesar de estar en el agua, esa lágrima tomaba vida propia. Esa imagen persistirá en el olvido, una belleza escondida, tapada, reprimida y ahogada, quizá la belleza esté mas lejos de lo que podamos percibir, asfixiada por el arrepentimiento de una existencia ya inexistente.